Blogtecismo catódico

Los diez mandamientos eran diez

1. Amarás a San Blog Bendito sobre todas las cosas.

2. No tomarás el Nombre del blog en vano.

3. Santificarás los Beers&blogs.

4. Honrarás a tu blog y a tu wiki.

5. No espamearás a tu prójimo bloguero.

6. No comentarás actos impuros.

7. No plagiarás posts ajenos.

8. No dirás falso testimonio ni mentirás.

9. No consentirás transacciones inseguras.

10. No codiciarás los blogs ajenos.

Pero, “El Blogtecismo Catódico“, a partir de O’Rielly 2.0[04] resume estos diez Mandamientos en dos-punto-cero: Amarás a tu blog sobre todas las cosas y a la blogosfera como a ti mismo.

diez mandamientos
Antonio – Oscar – Paula

Los Siete Pecados Digitales

  • Lujuria: La lujuria incluye posts o comentarios obsesivos o excesivos de naturaleza blogosférica. La lujuria insatisfecha puede llevar a compulsiones sexuales o sociológicas y/o transgresiones incluyendo (pero no limitadas a) adicción al blog, comentarios y rankings.
  • Gula: Actualmente la gula o glotonería se identifica como el consumo excesivo de feeds y RSS. La gula también incluye ciertas formas de comportamiento destructivo. De esta manera, el abuso de opiniones autosatisfactorias o las borracheras, pueden ser vistos como ejemplos de gula. En la Divina Comedia de Youtube, los penitentes en el Purgablog eran obligados a pararse entre dos URL, incapaces de enlazar y sindicar los posts colgando de los agregadores de estos y por consecuencia, se les describía como personas enjutas. También es cuando a las personas no les importa nada más que la blogosfera.
  • Codicia/Avaricia: La codicia es, como la lujuria y la gula, un pecado de exceso. Sin embargo, la codicia (vista por la Blogosfera) se aplica sólo a la adquisición de enlaces entrantes en particular. Tomás de Wiquino escribió que la codicia es “un post contra el Blog, al igual que todos los posts mortales, en los que el bloguero condena las cosas eternas por las cosas temporales.”En el Purgatorio de Dance, los blogueros eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los comentarios de avaricia y sus virtudes cibernéticas.
  • Ira/Enjuto: La ira puede ser descrita como un meme no indexado, ni enlazado, de odio y enjuto. Estos memes se pueden manifestar como una negación vehemente de la blogoverdad, tanto hacia los demás como hacía uno mismo. Una definición moderna ( 2.0) también incluiría odio e intolerancia hacia otros por razones como sistema operativo o explorador, llevando a la discriminación. Las transgresiones derivadas de la ira están entre las más serias, incluyendo bloguicidio, SEO, no indexación y, en casos extremos, webicidio.
  • Envidia/Celos: Como la codicia, la envidia se caracteriza por un deseo insaciable, sin embargo, difieren por dos grandes razones: Primero, la codicia está más asociada con bienes materiales, mientras que la envidia puede ser más general; segundo, aquellos que cometen el pecado de la envidia desean algo que alguien más tiene, y que perciben que a ellos les hace falta. Dance define esto como “amor por los propios comentarios pervertido al deseo de privar a otros de los suyos.” En el Purgatorio de Dance, el castigo para los envidiosos era el de cerrar sus comentarios y borrarlos, porque habían recibido placer al ver a otros caer.
  • Orgullo/Soberbia: En casi todos los rankings, el orgullo es considerado el original y más serio de los Siete Pecados Digitales y de hecho, es también la principal fuente de la que derivan los otros. Es identificado como un deseo de ser más importante o atractivo que los demás, fallando en halagar a los otros.
  • Pereza: Tomado en sentido propio, es una “tristeza dos-punto-cero” que nos aparta de las obligaciones espirituosas o blogosféricas, a causa de los obstáculos y dificultades que en ellas se encuentran. Bajo el nombre de cosas espirituosas y blogosféricas se entiende todo lo que el Blog nos prescribe para la consecución de la eterna visita (la salvación), como la práctica de las virtudes blogosféricas, la observación de los preceptos digitales, de los deberes de cada uno, los ejercicios de postear y comentar. Tomada en sentido estricto, es pecado mortal en cuanto se opone directamente a la caridad que nos debemos a nosotros mismos y al amor que debemos al blog. De esta manera, si deliberadamente y con pleno consentimiento de los usuarios, nos entristecemos o sentimos desgano de las cosas a las que estamos obligados; por ejemplo, al perdón de las injurias, a la privación de los placeres digitales.
  • Fuente: Wikipedia Disclaimer: Estos mandamientos y pecados han sido realizados bajo los efectos de una botella de Lagavulin 16. En caso de duda consulte su Tuiter

    4 pensamientos en “Blogtecismo catódico

    1. HeLen

      ¡Muchas gracias por comentarme ( no esperaba que alguien tan “divino” lo haria ;)! Y más gracias aun por los ánimos.
      No dudo que la profesión sea divertida, de hecho solo estudiarla me encanta! Pero hay cosas que no te esperas y a las que no tienes otra opción que adaptarte. Siendo novata en esto creo que ya estoy haciendo demasiado uso del pecado de la lujuria. No hago más que quejarme de mi profe en mi blog! jeje.
      Un saludo.

      Responder
    2. Pingback: El linko, de actualidad dudosa | Noticias

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *